En este portal encontraras información de los lugares de interés en la Sierra de Cadiz, Casas Rurales y Restaurantes Actividades de Verano.

Lugares de interes

Iglesia de San Miguel

Fue fortaleza musulmana sobre una colina hasta el S. XV que se convirtió en ermita bajo la advocación de San Miguel.

A causa de las lluvias, se hunde en 1684 y se vuelve a construir en el S. XVIII. Ha sido además de iglesia, hospicio de niños huérfanos. Actualmente está cerrada al culto, utilizándose como salón de conferencias y exposiciones.

San Juan de Dios

En el siglo XVI se creó como hospital de S. Sebastián unido a una ermita. En 1596 todos los hospitales de Arcos quedaban refundidos en él.
Posee un armonioso patio de columnas con una rica escalera barroca. La iglesia consagrada en 1597 es, a juicio de Romero de Torres, “una bonita iglesia barroca descargada de adornos y de aspecto sencillo y agradable”.
En su interior, destacan el retablo mayor de pino de Flandes sin dorar, barroco de 1735, la imagen del Cristo de la Vera-Cruz labrada por Antón Vázquez en 1545, de reminiscencias góticas y la imagen de Nuestra Señora de la Angustia, talla de bulto redondo que figuró en la exposición Iberoamericana de Sevilla en 1929.

Iglesia San Francisco

Antes de la construcción de la iglesia existió una ermita dedicada al culto de San Antonio de Padua; en el S. XVI, la Duquesa de Arcos funda un convento de Franciscanos Observantes del título de San Antonio. Este convento fue colegio de Propaganda Fide, seminario de misiones en España, Filipinas y Ultramar. Extinguido con la desamortización de Mendizabal, quedó la iglesia conventual, cuyos cimientos se pusieron en 1510, siendo el pórtico de finales del S. XVI. Al exterior destacamos una portada sencilla y fundacional donde perduran recuerdos ojivales coetáneos al interior ya desaparecido.

En el interior la nave central está dotada de crucero y se remata con una cúpula de media naranja. Las tres capillas anexas conservan tres estilos diferentes (Gótico, Flamígero y Barroco) que revelan su cada vez más tardía construcción.
Merece la pena destacarse el Zócalo de azulejos planos y azules como buen exponente de la Escuela Sevillana del S. XVII; una talla de la Purísima del S. XVIII, que se encuentra en el altar mayor, un delicado “Niño Jesús”, atribuido a la Roldana, un crucificado de Miguel Adán y el expresivo relieve de tres metros de alto de la capilla de las Ánimas atribuible, al menos, al taller de Pedro Roldán.

Convento de la Caridad

Conjunto arquitectónico construido en la segunda mitad del siglo XVIII. La iglesia octogonal está flanqueada por dos amplios patios cuadrados limitados al exterior por paramentos con remate ondulado y mixtilíneo. Comunica con el interior por un pórtico de triple arcada de medio punto sobre columnas y cancelas de forja. Dos espadañas gemelas se sitúan ante la cúpula. Los patios conservan dos portadas rematadas por frontón triangular, aunque la izquierda está incompleta.

Es un conjunto de estilo colonial y quizás una de las más gratas sorpresas que nos tiene reservada Arcos.
El interior de la iglesia es ovalado y de elegantes proporciones, destacando algunas interesantes imágenes italianas y la Virgen de la Caridad en el retablo Mayor con capilla de cristales de colores y espejos.

Palacio del Conde de Águila

Esta casa solariega está considerada como una joya del S. XV y en su estilo mezcla el gótico tardío con la tradición mudéjar. En el marco de la vieja puerta puede observarse un escudo afrancesado con el anagrama de Fernández de Espinosa, alcaide y antecesor del Conde del Águila quien le ennobleció y bautizó con su nombre.

La puerta está adintelada y enmarcada por un alfiz volado adornado con guirnaldas que terminan en arquillos. Las jambas se decoran con dos impostas a la altura del dintel y figurillas de animales y cadenas rodean el alfiz.
En el segundo cuerpo se abre una delicada ventana ajimezada con alfiz y dos agujas. Dos heraldos medievales portando mandoble y la cabeza degollada de un vencido, completan el diseño de los laterales.

Basílica de Santa María

Es la parroquia Mayor, más Antigua, Insigne y Principal según rezan sus grandes títulos concedidos por el Sacro Tribunal de la Rota romana en 1764.

Aislada de toda construcción aparece como una mole de piedra orientada   de Este a Oeste. La fachada principal muestra una gran portada en la que convergen el gótico final y el naciente plateresco. Está enmarcada entre dos contrafuertes en forma de pináculo gótico adornado con doseletes.

Plaza del Cabildo

Una buena parte de la Historia de Arcos transcurrió en torno a esta Plaza, donde se adiestraron soldados y jinetes, jugaron los nobles, se lidiaron toros, se celebraron autos sacramentales, se establecieron mercados mañaneros, veladas de la patrona, etc. A partir de 1608, se inicia en ella la vida civil y alrededor de ella se van construyendo casas.

Castillo Ducal

Tiene planta cuadrangular, está compuesto de cuatro torres almenadas en sus esquinas. Fue alcázar militar en el periodo musulmán, sin embargo, el actual castillo responde a las reformas efectuadas en los S. XIV y XV. Según documentos consultados, conserva del primitivo alcázar un gran arco de herradura en le vieja entrada del Poniente y un lienzo en el Suroeste.
La Torre del Secreto, El Adarve de Levante, las Torres de Flanqueo del sur, el gran aljibe del Patio de Armas y los Merlones de Cobertura Piramidal datan de los siglos XIV y XV.
Tiene su acceso actualmente por debajo del arco donde estuviera el oratorio del Ayuntamiento. En la portada, coronándola, el escudo de los Duques de Arcos. Es propiedad particular.

Convento de la Encarnación

Está situado en el Callejón de las Monjas. Fue capilla, hospital y cofradía en el siglo XV. Como convento se funda en la primera mitad del S. XVI y las obras fueron dirigidas por el Licenciado en Artes Alonso de Baena.

Su portada principal es plateresca y la contigua pertenece al estilo gótico florido, estando encuadrada en un arco florenzal. El interior de la iglesia es de una sola nave, conservando aún importantes fragmentos estilísticos del S. XVI.

El proceso desamortizador terminó de desfigurar este conjunto tan representativo de la arquitectura vernácula de la Baja Andalucía.

Convento de las Monjas Mercedarias

Es el último convento de clausura que queda en Arcos actualmente.
Se fundó en 1642 en la cárcel Vieja por donación de una Sra. principal de Arcos, Dña. Beatriz de la Calle y Natera. En su capilla, el retablo mayor barroco, contiene una imagen de Nuestra Sra. de la Merced y otra del titular, San José. Podemos destacar además la imagen del patrón de la ciudad, San Miguel, un Jesús Niño atribuido a la Roldana y un artístico bargueño entre otras piezas artísticas.

Palacio del Mayorazgo

Su fachada es suntuosa y herreriana. Fue construido en el S. XVII. La portada principal está compuesta por dos cuerpos, el primero con columnas pareadas de orden toscano a ambos lados del hueco rectangular de la puerta. El segundo presenta dos pilastras toscanas de fuste estriado.
Se remata con un frontón triangular roto que contiene un escudo con yelmo y lambrequines de la familia Núñez de Prado.
En la pare superior, un mirador de planta cuadrada con elementos de tradición mudéjar, tres arcos de medio punto enmarcados por un alfiz y cubierta a cuatro aguas.
De sus esplendores pasados detectamos en su interior los amplios patios columnados, los artesonados de amplios salones, etc. Actualmente es Casa de la Cultura.

 Iglesia de San Pedro – Exterior

San Pedro es un edificio aislado en el centro de una amplia plataforma elevada unos dos metros del nivel de la calle, a la que se asciende por una escalinata.

Las fachadas laterales son barrocas y ofrecen menor interés que la principal, compuesta de tres cuerpos: portada, balcón y campanario.

Fue realizada en el S. XVIII en estilo barroco con la influencia de la escuela arquitectónica Sevillana, son sus autores Manuel Gómez y Pedro de Silva. En el primer cuerpo de esta fachada se encuentra la puerta, flanqueada por columnas pareadas con dos hornacinas superpuestas con imágenes en ellas. Un friso recorre la parte superior y sobre él una cornisa.
En el segundo cuerpo, centramos la atención en una hornacina rectangular enmarcada por sendas columnas salomónicas que cobija la imagen de San Pedro. se remata con un frontón curvo que alberga en su tímpano un vano en forma de balcón. El último cuerpo es de planta cuadrada, está articulado por pilastras jónicas y acoge tres campanas mediante triple arcada de medio punto. En el frontón superior se alza una espadaña de doble vano.

 

Iglesia de San Pedro – Museo

En él pueden observarse las piezas supervivientes más valiosas del pasado esplendor de S. Pedro. Citamos de entre ellas, Cruces de Guía, Estandartes, Joyas, Cálices, Banderas, Candelabros, Relicarios, Bordados, Casullas, Capas Pluviales, etc.






Cajon Flamenco Rock
Cajon Flamenco Rock

Cajon Flamenco Rock

Comments are closed.